Marcianitos 3

Marcianitos III
VIDEOJUEGOS
1981-1986



Bienvenidos a nuestra Historia de los Videojuegos.
Hoy le vuelve a tocar el turno a los shooters galácticos. Para elaborar nuestro Tono hemos mezclado cuatro históricos títulos: Scramble, Exerion, Gradius y Terra Cresta.

1. SCRAMBLE (KONAMI, ARCADE, 1981)

Imagen con la publicidad del videojuego de disparos espaciales Scarmble, Konami, 1981. La imagen muestra a unos pilotos estelares manejando los controles de una nave espacial

En Japón, en 1981, Konami sentó las bases de lo que se definiría, a partir de entonces, como un arcade de disparos horizontal (side-scrolling shoot 'em up). Así nació Scramble, un mueble o cabina con un videojuego alucinante que disponía de un mecanismo muy sencillo: un botón para el disparo horizontal, un botón para lanzar bombas en caída parabólica y una palanca de control de 8 direcciones.

Captura de pantalla de Scramble. La imagen muestra a todo color nuestra nave en forma de cohete disparando a otras naves que ascienden y a depósitos de "fuel" en desplazamiento horizontal

Nuestro arduo objetivo era atravesar 6 niveles repletos de peligros a esquivar y enemigos que destruir. Para ello, contábamos con una nave cuyo combustible se agotaba con rapidez, por tanto, además de serpentear con minuciosidad los laberínticos decorados teníamos que disparar con precisión a unos depósitos de combustible ("FUEL") que recargaban nuestra aeronave o jet. Sin duda alguna, una obra maestra que además gozaba de un sonido excelente que nos dejaba extasiados y que también nos dejaba sin monedas de cinco duros.

2. EXERION (JALECO, ARCADE, 1983)

Fotografía del mueble de la recreativa de Exerion (Jaleco, 1983) - Fuente: Photo contributed by: CoinOp-Amusements. Se puede observar una palanca grande vertical parecida al control de un caza

Aunque a día de hoy este arcade de la corporación japonesa Jaleco Ltd. esté algo olvidado, Exerion también supuso una gran novedad ya que este shoot-em-up vertical contaba con efecto parallax, es decir, paralaje en el fondo. Para los menos versados en la materia, el paralaje de fondo fue un efecto muy espectacular en su época y se usaba para mover gráficos (sprites) a diferentes velocidades con respecto a otros sprites  ubicados en otras capas. El parallax creaba ilusión de profundidad.


Captura de pantalla de Exerion (Jaleco, 83). La imagen muestra una oleada de enemigos en forma de "lazos" o pajaritas geométricas

Para derribar las incesante oleadas de enemigos disponíamos de dos tipos de disparo, uno lento (infinito) y otro muy rápido y eficaz en forma de ráfaga que se agotaba rápidamente. Para recargar la ráfaga teníamos que destruir más enemigos. Aunque no contaba con una melodía específica, Exerion gozaba de unos efectos sonoros magistrales y una jugabilidad muy exigente pero exquisita.

3. GRADIUS/NEMESIS (KONAMI, ARCADE, 1986)

Tras el gran éxito de ScrambleKonami lanzó al mercado un revolucionario sucesor que daría paso al inicio de una de las sagas más representativas en la Historia de los Videojuegos de Marcianitos.

Cartel publicitario de Gradius (aka Nemesis) de Konami, 1985. El cartel muestra una futurista ilustración de una nave espacial


Gradius, más conocido como Nemesis en Europa y en Estados Unidos, es un espléndido shooter lateral cuyo éxito e influencia todavía sigue vigente en todas las plataformas de ocio digital existentes.

Captura de pantalla de Nemesis (Konami, 1985). Se muestra a nuestra nave disparando a un jefe final
El "Boss" final

En este videojuego manejamos una nave llamada Vic-Viper capaz de utilizar diferentes mejoras como la imprescindible hiper-velocidad, activar escudos, disparar un destructivo rayo láser, misiles o cañones de doble haz. Un gran reto que exige dedicación y unas cuantas monedas para evitar el fin de los habitantes del planeta Gradius, los cuales están siendo asediados por una especie de extrañas bacterias ameoboides alienígenas.

Os animamos a re-jugar este clásico aunque sea en un emulador MAME para probar vuestros reflejos y de paso re-escuchar las increíbles melodías atribuidas a la compositora nipona Miki Higashino, una gran artista que ha puesto música a secuelas como Salamander (1986) Gradius III (1989) o Gradius Deluxe Pack (1996) y que ha participado en otros clásicos imperecederos como Yie Ar Kung-Fu (1986), Life Force (1986), Knightmare (1986), Teenage Mutant Ninja Turtles (1989), Contra III: The Alien Wars (1992), Suikoden 1/2 (1995/1998), 10.000 Bullets (2005) o el videojuego musical Pop'n Music: Adventure (2007).

4. TERRA CRESTA (IMAGINE, C64, 1986)

Cartel publicitario japonés de Terra Cresta de Nichibutsu, 1986. La imagen muestra una nave y unas capturas de pantalla de la recreativa matamarcianos


La compañía japonesa Nihon Bussan Co., Ltd., más conocida como Nichibutsu, la del logotipo del búho, prolífica en marcianitos clásicos como Moon Cresta (1980), Moon Alien (1980), Moon Alpha (1980), Moon Shuttle (1981) Seicross (1985) o MagMax (1985), volvió a sorprender con otro "mata-mata" vertical titulado Terra Cresta, el cual tuvo una buen acogida. Fruto del éxito de esta entrega sideral, salieron al mercado ports o adaptaciones de la placa en consolas como la NES u ordenadores domésticos como el  Commodore 64.

Portada del casete de Terra Cresta para Commodore 64, Imagine, 1986

La británica Imagine Software publicó en 1986 una correcta versión de Terra Cresta que posiblemente hubiese pasado desapercibida para muchos pero no para nosotros ya que cuenta con una Banda Sonora magistral, obra de nuestro amado Martin Galway, que aprovechó y exprimió con gran tino el sonido del mítico chiptune del Commodore 64.

NUESTRO TONO : MARCIANITOS III

Para la elaboración de nuestro tono hemos mezclado estos cuatro juegazos, comenzando por Scramble, seguido de los efectos de Exerion, añadiendo la melodía central de Gradius y terminando con la sublime obra del maestro Galway para Terra Cresta.

Esperamos que sea de vuestro agrado y uséis nuestra composición musical como Tono de llamada en vuestros teléfonos móviles.

¡¡Regresaremos pronto con Marcianitos IV!!

ESCUCHAR TONO:


author
by:JuanBeat/Gelosoft
We love All The Sounds.